Gelabert : “Ganar esta vuelta era el objetivo de la temporada”

Tomeu Gelabert, del Respetad 1,5 M., es el vencedor de la XXXI Vuelta Ciclista al Bajo Aragón. El ciclista balear, que se adueñó del maillot amarillo en la segunda etapa, se ha manejado con solvencia durante el resto de la ronda, y ha sido capaz de conservar los tres segundos de ventaja que tenía respecto al segundo clasificado, Álvaro Rubio, del G. D. Llopis.
Tomeu Gelabert, en el podio de la etapa reina, en la Ermita de Fayón.
Tomeu Gelabert, en el podio de la etapa reina, en la Ermita de Fayón.

Cuatro jornadas de lucha, de sacrificio, de pelea. Pero, por fin, llegó la recompensa ¿Cómo se siente el reciente ganador?

Me siento muy contento y muy satisfecho por todo lo logrado.

En la segunda etapa ya se situó como líder y ningún otro corredor ha sido capaz de desbancarle de la primera posición. ¿Tenía marcada en rojo la disputa esta vuelta?

La verdad que sí. Era mi objetivo principal desde el comienzo de la temporada. Llevaba esperando todo el año y al final lo he conseguido.

Sin embargo, el escaso margen de tiempo que ha existido entre los primeros corredores de clasifación la general ha mantenido en vilo la emoción hasta la última etapa. ¿Vio peligrar en algún momento su maillot amarillo?

Sí, porque ha habido una escapada que me ha puesto los pelos de punta. Pero me he puesto a trabajar duro y he podido neutralizarla.

A partir de ahora pasa a formar parte del elenco de ganadores de la ronda aragonesa, en el que destacan, entre otros ciclistas, Luis León Sánchez, Rafa Valls o Fernando Escartín. Un motivo de orgullo.

Claro que sí. Estoy contentísimo y no tengo palabras para describir lo que siento.

Al año que viene da el salto a la categoría junior. Tras la victoria en esta carrera, no le faltarán pretendientes.

De momento, no sé decir dónde estaré la próxima temporada. Ahora mismo, estoy esperando a ver en qué equipo correré al año que viene.

Tomeu Gelabert, junto a Pol Hervás, en la escapada que le dió el maillot amarillo.
Tomeu Gelabert, junto a Pol Hervás, en la escapada que le dió el maillot amarillo.
Tomeu Gelabert, con el maillot amarillo, coronando el Puerto de Mequinenza, en la tercera etapa.
Tomeu Gelabert, con el maillot amarillo, coronando el Puerto de Mequinenza, en la tercera etapa.

Tomeu Gelabert reina en la XXXI Vuelta al Bajo Aragón

El corredor balear del Respetad 1,5 M. ha conquistado la ronda de referencia nacional en la categoría cadete

Sandra Alonso, del G. D. Llopis, se proclamó vencedora en féminas

El ganador de la última etapa fue el ciclista valenciano Alejandro Martínez, que también se llevó la clasificación general de las metas volantes

Podium final, en Caspe, con los ganadores de los maillots.
Podio final, en Caspe, con los ganadores de los maillots.

Tras cuatro duras jornadas de ataques, escapadas, esprínes, caídas y algún que otro abandono, la Vuelta Ciclista al Bajo Aragón, en categoría cadete, ya tiene ganador. El ciclista mallorquín Tomeu Gelabert, del Respetad 1,5 M., es el vencedor de la ronda bajoaragonesa, que reune a los ciclistas del pelotón nacional e internacional (Francia y Bélgica).

La última etapa, disputada entre Fabara y Caspe, comenzó con ritmo para los corredores. El alto del Portalé, a 8,5 kilómetros de inicio, y el Alto del Vado, en el kilómetro 10 de carrera, sirvieron para que desde el pelotón se dispararán las primeras balas de fogueo, como preludio de lo que iba a acontecer en las tres vueltas al circuito de la localidad caspolina, donde terminó la carrera.

En la primera entrada a Caspe, el belga Dennis Blommen, del Kon Balen BC, y el ciclista del Verde Teruel, Gabriel Llul, saltaron de la cabeza de carrera, en la que apenas quedaban 50 ciclistas. Sin embargo, el intento de fuga de estos dos corredores, al igual que el de la decena de corredores que lo intentaron posteriormente, quedó sofocado por un pelotón donde comandaban los principales favoritos. Al final, la carerra se decidió al sprint, donde Jorge Martínez, del Gandía Jorge-Cannet, impusó su punta de velocidad. En chicas, la más rapida en esta última etapa fue Sofía Rodríguez, del Romovi-Rustic Levante, por delante de la líder Sandra Alonso y de su compañera de equipo, Teresa Ripoll.

Tomeu Gelabert estuvo acompañado en el podio final, por Alvaro Murcia, del G. D. Llopis, y Lars Van Den Berg, del Kon Balen BC, a los que aventajó en la clasificación general, en 3 y 7 segundos. El ganador de la vuelta se mostró muy orgulloso tras la finalización de la etapa. “Realmente había trabajado mucho para esta carrera y venía a ganarla. Por eso, no he podido bajar la guardia hasta que he entrado en meta”, se sinceró el joven ciclista mallorquín.

Dentro de las estructuras aragonesas, el mejor clasificado es el ciclista del Lasaosa, Hugo Sampedro, que finalizó en sexta posición, a 20 segundos de Gelabert. Sin embargo, los 4 segundos de desventaja de Sampedro respecto a Eugenio Sánchez, del Restaurante Zafiro-Calpe, privaron al ciclista del equipo oscense de vestir el maillot blanco, que reconoce al primer clasificado en la categoría cadete de primer año. El corredor del GMC Monaj, Miguel Briz, con licencia de la Federación Aragonesa, fue el ciclista que se llevó el reconocimiento como primer clasificado de la comunidad en la general.

El maillot de topos rojos, que acredita al mejor escalador, y el verde de la Regularidad viajaron hasta Bélgica de la mano de Lars Van Den Berg, del equipo Kon Balen BC. Además, el equipo belga, que repetía participación en la vuelta, ha conseguido llevarse, con una ventaja diez segundos, la clasificación general de equipos, por delante de la formación valenciana G. D. Llopis.

En cuanto al reparto del resto de prendas, Jorge Martínez, del Gandía-Jorge Canet, recogió el rojo de las metas volantes. Junto a estos corredores, posó en la foto final la corredora del G.D. Llopis Sandra Alonso, con el maillot rosa de ganadora. La ciclista del conjunto valenciano superó a las corredoras del Romovi Rustic-Levante, Sofía Rodríguez y Teresa Ripoll, que fueron segunda y tercera, respectivamente, en la clasificación general.

Desde el C. C. Caspolino, su presidente, Héctor Aparicio, quiso agradecer “todo el apoyo y la colaboración de algunas instituciones públicas que sustentan la prueba, asi como el trabajo encomiable de los cientos de voluntarios que, desinteresadamente, colaboran en cada edición con esta vuelta ciclista”.